Tendencias del sector agroalimentario de la Unión Europea

Marketing Internacional Cross Cultural Management Proyectos Europeos Chafea Promoción Agroalimentaria

Tendencias del sector agroalimentario de la Unión Europea

Marketing Internacional Cross Cultural Management Proyectos Europeos Chafea Promoción Agroalimentaria

Comisión Europea en Bruselas

En Atlas Marketing Studio estamos siempre al día de las últimas tendencias CHAFEA  en cuanto a mercados objetivo, productos del sector agroalimentario y nuevas formas de promoción internacional. 

Creemos que es muy importante investigar a fondo para así poder ofrecerles el mejor servicio a nuestros clientes y no sólo en el terreno de los proyectos europeos sino también del marketing digital.

En el siguiente artículo, podréis leer un texto muy interesante que hemos  resumido y traducido sobre las tendencias de los productos agroalimentarios y las previsiones que se han hecho sobre el sector hasta el año 2030. Esperamos que sea tan interesante y esclarecedor como lo ha sido para nosotras.

(Cita:  “EC (2019), EU agricultural outlook for markets and income, 2019-2030. European Commission, DG Agriculture and Rural Development, Brussels”.)

Este informe se realizó teniendo en cuenta una serie de factores macroeconómicos y también las políticas europeas actuales en temas de agricultura y transacciones. Este análisis se creó a raís de informes elaborados por la Comisión Europea a partir de septiembre de 2019. A pesar de que se han puesto todos los esfuerzos por mostrar una imagen fuerte del sector agroalimentario de la Unión Europea, es cierto que la incertidumbre permanece, aunque al elaborar este informe se ha tenido en cuenta esta incertidumbre.

El siguiente informe representa el panorama de la mayor parte de los mercados agroalimentarios europeos hasta 2030.

 Se prevé que la mayor parte de la producción de la Unión Europea sea consumida por los propios europeos, esto se debe a que existe la tendencia creciente de consumo local y la garantía de producción orgánica europea. Los europeos prefieren los productos de proximidad frente a los importados y además gracias al aumento de demanda global se prevé que la Unión Europea aumente su cuota de mercado de exportaciones de algunos productos agroalimentarios (como la leche) , al mismpo tiempo que afronta la creciente competencia de otros (como los cereales).

 

La evolución del mercado alimentario de la UE está impulsada por las demandas de la sociedad, ya sea en relación con la salud, el medio ambiente, el cambio climático o

el bienestar de los animales. Al mismo tiempo, debido a los nuevos estilos de vida de los europeos, en su mayoría casi siempre ocupados, las ventas de alimentos preparados y procesados, así como de snacks y productos para llevar, están aumentando. Esto crea enormes oportunidades para más cambios en el mercado hacia, por ejemplo, los alimentos precocinados.

Los principales factores que han propiciado estos cambios en el sector agroalimentario europeo :

Gasto estable en despensa en los hogares europeos:

Se calcula que los hogares de la UE gastan alrededor del 11% de su presupuesto en alimentos, una cuota que además se ha mantenido estable a lo largo de 10 años. A pesar

de caída del mercado por la crisis económica de 2008, el gasto en servicios de comida incluyendo restaurantes y bares aumentó un 7% a lo largo de todo el 2017. Además, con la popularización de las aplicaciones de comida a domicilio no se puede prever cómo evolucionará esta tendencia en los próximos años.

 

Las desafiantes nuevas demandas de los consumidores:

En cuanto a la seguridad alimentaria, el 35% de los ciudadanos de la UE están preocupados por los antibióticos, los pesticidas, los contaminantes ambientales y los alimentos con aditivos. Los consumidores tienen a su disposición más información (por ejemplo, aplicaciones que proporciona la composición de los alimentos). Esto lleva a cambios en su comportamiento (por ejemplo, comprando menos zumos de frutas debido al contenido de azúcar) y en las recetas de la industria alimentaria (como menos aditivos, sal y azúcar). Al mismo tiempo, los alimentos se vuelven más funcionales y personalizado a las necesidades específicas de los consumidores. En relación con el aumento preocupaciones sobre la salud, el cambio climático y el bienestar de los animales, se espera que el consumo de carne disminuya ligeramente en la UE.

El número de vegetarianos y veganos es particularmente alto en el generación más joven (más del 8% en Alemania, Francia, Italia y Polonia), y el número de flexitarianos (consumidores que comen menos carne) está aumentando a lo largo de todas las generaciones. Las preocupaciones de la sociedad también provocan una creciente demanda de productos orgánicos, que es se espera que apoye el crecimiento de la producción a mediano plazo.

Tendencias contradictorias:

Debido a estas preocupaciones de la sociedad, se podría esperar un mayor avance hacia productos más naturales. Sin embargo, los estilos de vida acelerados favorecen la venta de comidas precocinadas, ensaladas preparadas y alimentos procesados, así como la comida a domicilio. Además, los snacks también se están haciendo populares. Por lo tanto, surgen grandes oportunidades para un mercado opuesto al de alimentos “etico amigables” y que producen una gran acogida entre los consumidores.

Creciente apetito de lácteos en todo el mundo:

La UE y los Estados Unidos siguen encabezando las clasificaciones de consumo de productos lácteos per cápita, lo que refleja las fuertes tradiciones culinarias de los productos lácteos.  Sin embargo, en países que no tenían una gran tradición de consumo de lácteos, se está reflejando un creciente aumento de la demanda per capita. 

Por otro lado, el objetivo de la UE es la reducción de emisiones de los gases efecto invernadero. Para ello, el sector probablemente adaptará las prácticas agrícolas, centrándose especialmente en mejor manejo del rebaño y la nutrición de las vacas. Con estas prácticas se esperan un mayor rendimiento, lo que permitirá reducir los rebaños de vacas lecheras (en 1,4 millones de cabezas), y esto contribuirá a la reducción de las emisiones.

Se espera que una gran parte del crecimiento de la producción de leche de la UE se canalizarán hacia la elaboración de queso, impulsados por la demanda mundial pero también aumentando los usos industriales domésticos.

Demanda de productos orgánicos y eco-friendly:

Por el el aumento de la demanda de alimentos orgánicos se espera que la UE impulse su oferta a corto plazo. A medio plazo, el gran reto está en conseguir convertir la agricultura en orgánica y realizar cambios en las explotaciones para alcanzar alternativas respetuosas con el medio ambiente. Sin embargo, esto podría ralentizar el crecimiento de la producción orgánica.

Los cambios en las tendencias del consumo mundial y los cambios en los niveles de producción afectarán los flujos comerciales mundiales.

Con la creciente concentración de las producciones de grano en las principales regiones productoras, se prevé que el comercio mundial en esta área siga creciendo.

Asimismo, se espera que debido a las tendencias divergentes en el consumo de carne se produzcan cambios en las corrientes comerciales.

A continuación, entraremos en más detalle a conocer las tendencias en productos agroalimentarios: 

Cultivos herbáceos

La superficie total de la UE de semillas oleaginosas, pastos permanentes y cultivos permanentes va a seguir disminuyendo. En cambio, se prevé que aumente la utilización de la tierra para cereales, cultivos proteínicos y forraje.

A pesar de la disminución neta de la utilización de las tierras agrícolas de la UE, los mejores rendimientos podrían dar lugar a un aumento general de la producción.

El mercado de cereales de la UE crecerá, con nuevos cambios entre los productos y el aumento de la demanda de piensos y usos industriales.

Se prevé que las zonas de cultivo de trigo y maíz se amplíen a expensas de otros cereales.  La producción total de cereales de la UE podría alcanzar 319 millones de toneladas para 2030.

Por otro lado, se prevé un aumento en la producción de proteínas vegetales, derivado de un crecimiento de la demanda de estas en la industria alimentaria, para consumo humano o animal como resultado de la búsqueda de proteinas alternativas.

Se prevé una ligera disminución de la superficie de la UE para las semillas oleaginosas aunque podría mantenerse estable a mediano plazo gracias a una demanda constante de la harina de colza, muy utilizada para la alimentación animal.

Se espera que la superficie azucarera de la UE se estabilice a medio plazo y la producción de la UE podría ser de alrededor de 18,5 millones de toneladas para 2030.

Se prevé que la disminución del consumo de azúcar sea sólo parcial sustituido por un mayor uso de isoglucosa en los alimentos procesados.El aumento de otros usos del azúcar (por ejemplo, los usos industriales) no compensará esta disminución y el sector azucarero de la UE dependerá de las oportunidades en el mercado mundial.

La demanda de piensos (de cultivos herbáceos, forraje y pastos) está impulsada cada vez más por las exigencias de los consumidores. La producción local de alimentación para animales está en aumento puesto que los consumidores prefieren piensos derivados cultivos locales, libres de modificaciones genéticas y orgánicos, El uso total de piensos podría llegar a 260 millones de toneladas a mediano plazo, impulsado por la mayor inclusión de legumbres y el fuerte crecimiento de las harinas de soja.

 

Biocombustibles

Las restricciones del usos de la palma en la producción de biodiesel puede repercutir en un descenso en el suministro disponible de biocombustibles. El uso de otras materias primas agrícolas para la producción de etanol y gasóleo se prevé que permanezca estable en general a mediano plazo. En cambio, el marco normativo establece límites a la utilización de cultivos para la obtención de combustibles. La tendencia es sin duda el aumento de los biocombustibles innovadores. En un contexto de disminuición del uso de combustible tradicional, la combinación de este con el biocombustible puede aumentar significativamente.

Marketing Internacional Cross Cultural Management Proyectos Europeos Chafea Promoción Agroalimentaria

Se prevé un aumento en el consumo de aceite de oliva

Carne

El reciente brote de peste porcina africana en Asia nos recuerda la imprevisibilidad de la evolución mundial de los mercados de la carne.

A corto plazo, se prevé una desviación del comercio hacia China de todas las carnes, lo que ejercerá presión en los mercados mundiales y de la UE y provocará incertidumbres sobre la trayectoria de ajuste de la oferta mundial a largo plazo.

Debido al importante aumento de la demanda mundial, se prevé que la producción de carne de cerdo de la Unión Europea destinada a la exportación aumente a corto plazo.

Los precios elevados podrían provocar una disminución del consumo en la Unión Europea mayor de lo que se había previsto anteriormente. Cuando la producción asiática se recupere, los precios de la Unión Europea deberían bajar bruscamente y la producción disminuirá considerablemente hacia 2030.

Al igual que se ha comentado en el apartado de los productos lácteos, se prevé una reducción de las cabezas de ganado bovino en las grandes zonas productoras de la UE, lo que provoca un también un aumento de los precios.

Se prevé que la demanda de carne de cabra y de oveja se mantenga, mientras que la demanda de carne de ave va a crecer de manera constante hasta 2030.

Cultivos especializados

Aceite de oliva:  Se prevé que la producción de aceite de oliva de la UE se intensifique aún más con un aumento de la capacidad de producción. El consumo interno podría crecer, principalmente fuera de los principales países productores. A nivel mundial, la fuerte demanda en los mercados tradicionales y nuevos debería dar lugar a un aumento de las exportaciones de la UE.

Vino: Se prevé que la producción total de vino de la UE y el uso interno, tanto para el consumo humano como para la destilación, sigan disminuyendo durante el período de previsión, aunque a un ritmo más lento que en el decenio anterior. A pesar de la fuerte competencia de otras regiones del mundo, las exportaciones de la UE podrían seguir creciendo, impulsadas en particular por las indicaciones geográficas y los vinos espumosos.

Fruta: Se espera un descenso en el consumo de manzanas al igual que de  melocotones y de nectarinas  derivado de una fuerte competencia de otras frutas de verano. Por otro lado, el consumo de naranjas frescas va en aumento gracias a las preferencias más naturales de los consumidores.

Tomates: Se prevé que la producción de tomates frescos de la UE permanezca relativamente estable. El valor de la producción debería seguir aumentando gracias a una gama más amplia de productos. La demanda interna y mundial de tomates procesados podría dar lugar a un aumento de la producción total de la UE.

Gracias a este informe elaborado a partir de estudios realizados por la Comisión Europea se puede comprender un poco más el comportamiento de los consumidores en cuanto a sus preferencias alimentarias. Sin embargo, como bien se ha comentado al principio, la incertidumbre y la evolución de la crisis derivada de la Covid19 puede variar completamente los datos recopilados en este informe.

No sabremos a ciencia cierta cómo evolucionará el mercado, por lo que desde Atlas Marketing Studio estamos analizando los datos de la actualidad, haciendo entrevistas a mujeres relevantes del sector agoralimentario europeo para conocer su punto de vista de expert@ y dando lo mejor de nosotr@as mism@s, formando a asociaciones y profesionales agroalimentarios en marketing digital y en comercio exterior, con el fin de que se puedan llegar a los buenos datos augurados en este informe.

 

No Comments

Post A Comment