Marketing digital & internacional para el mercado asiático

Marketing digital & internacional para el mercado asiático

Ya hace algunos años que se comenzó a escuchar el alto potencial que tiene el mercado asiático para las empresas europeas. Lo que fue un rumor hoy se ha convertido en una realidad. Actualmente tanto las exportaciones como la inversión de la Unión Europea en Asia han aumentado exponencialmente al convertiré en un mercado preferente.

¿Cómo se ha originado este boom económico en países como China o Japón?

Hay multitud de teorías al respecto, pero todas ellas tienen dos factores en común: la gran cantidad de población (la región asiática concentra más la mitad de la población mundial, en concreto el 59,51% según Statista) y el aumento de la clase media de estos países.

¿Cómo introducir mi marca en el mercado asiático?

Si eres un ecommerce o una marca que quiere dar el salto a los países del continente asiático, esto es lo que tienes que tener en cuenta para que tu expansión internacional sea un éxito:

  • Presupuesto específico para la internacionalización. Es necesario que se fije un presupuesto para la operación acorde a los objetivos y a las acciones que queremos llevar a cabo en los mercados objetivo, evitando así la «improvisación» en la inversión.
  • Personal dedicado exclusivamente a las operaciones con esta región. Dado que se trata de un proceso complejo, es necesario que haya un equipo (con cierta experiencia) dedicado exclusivamente en las relaciones internacionales con proveedores/importadores locales, así como de seguimiento del mercado.
  • Objetivos a corto, medio y largo plazo. La internacionalización de nuestra marca al mercado asiático puede suponer un proceso extremadamente lento, ya que depende de muchos factores, destacando entre ellos la figura del importador/distribuidor local. Por eso, tenemos que fijar objetivos realistas que nos permitan saber en todo momento dónde estamos y adónde queremos llegar.
  • Estudio de mercado. Antes de querer promocionar nuestro producto en los mercados objetivo necesitamos estar seguros de que va a tener aceptación. Para ello, un estudio de mercado que cubra aspectos como las necesidades de los usuarios, los canales de distribución, así como la competencia nos será de vital importancia para saber si nuestra inversión puede obtener rentabilidad.
  • Un contacto local. En países como China o Japón, encontrar un contacto local cuyo rol sea el de un importador o distribuidor nos facilitará enormemente el camino. Pero ojo, para poder entablar una relación cordial con esta figura serán necesarios muchos encuentros tanto en destino como en origen para venderle nuestro producto y explicarle las bondades que este ofrece. Eso sí, una vez que nos ganemos su confianza, disfrutaremos de una relación comercial de larga duración.

 

¿Qué más tengo que tener en cuenta?

Una vez que tenemos claro los conceptos anteriores, debemos saber que el consumidor asiático no es el consumidor europeo. Esto es crucial y muchas operaciones de internacionalización han sido un fracaso por este motivo.

Ya tengo mi producto en el mercado asiático, ahora ¿cómo aumento mis ventas?

Es imprescindible conocer a nuestro potencial cliente para poder ofrecerle un producto adaptado a sus gustos y necesidades.

Por ejemplo, debemos saber que, si queremos hacer publicidad en buscadores en el mercado chino, Google tan solo alberga al 2,43% de los usuarios, mientras que Baidu tiene una cuota de mercado de casi el 80%.Algo parecido ocurre con Facebook, una red social que pasa muy desapercibida en esta región, que opta por otras apps como WeChat o Weibo.

También hay que tener en cuenta que los colores son muy importantes en estas culturas, hasta el punto de que tendremos que replantearnos nuestro packaging para que el producto sea atractivo visualmente.

Pese a todo, el mercado asiático, especialmente los consumidores, están adaptando comportamientos y gustos occidentales, por lo que se espera que las barreras culturales se reduzcan en gran medida en los próximos años.

Es importante contar con una estrategia de comunicación clara que permita que el producto se conozca en el mercado objetivo así como un equipo de expertos con conocimiento, experiencia y contactos para maximizar el retorno de la inversión.

No Comments

Post A Comment